• Avda Pablo Gargallo 112, Zaragoza (España)

Teléfono
+34 976 281 611
Email
netoffice@netoffice.es
Cross-Docking

Tipos de cross-docking en el almacenaje de mercancías

Distribución directa al cliente sin pasar por una etapa previa de almacenamiento. En eso se basa el denominado cross-docking, un tipo de preparación de pedidos cada vez más popular y extendido entre las empresas de logística gracias al avance de los sistemas de información y softwares aplicados al sector. En esta metodología de trabajo, donde la mercancía ni siquiera llega a colocarse en las estanterías, es fundamental la coordinación de todos los agentes implicados en la cadena de suministro: desde los proveedores, pasando por almacenistas y transportistas, hasta llegar a los consumidores finales.

Entre las grandes ventajas de esta estrategia, se encuentran el ahorro de tiempos de manipulación, la reducción de costes operativos y de mano de obra, así como la optimización de recursos y espacios. Todo ello conduce a un notable aumento de la eficiencia y la productividad.

A nivel general, la mecánica del cross-docking consiste en ubicar dos vehículos y puertas de muelle en dos lados diferenciados, ejerciendo funciones de entrada y salida. De esta forma, se prescinde del inventario y de la preparación de pedidos -o picking-.

Podemos establecer 4 pasos básicos dentro del cross-docking. En primer lugar, los productos llegan en su correspondiente transporte y se asignan a un muelle de recepción; posteriormente, las cargas se mueven hacia los puntos de salida; más tarde, se procede a la selección, clasificación e identificación de las mercancías en función de su destino; en última instancia, los operarios colocan los artículos en el transporte de salida para llevarlos hasta el cliente final.

Cross-docking: distribución directa al cliente sin pasar por una etapa previa de almacenamiento.

Tipos de cross-docking

Los sistemas de cross-docking más utilizados se resumen en 3 grandes tipos:

1. Predistribuido

Se trata del modelo más básico. En este caso, el proveedor prepara y organiza las unidades de carga teniendo en cuenta las necesidades del consumidor final. Los trabajadores del almacén se limitan a recibir las mercancías y expedirlas tal y como están preparadas.

2. Consolidado

Suele utilizarse cuando se produce alguna rotura del stock. En este caso, las mercancías se manipulan en el almacén para adaptarlas a las solicitudes del cliente. Por lo tanto, las unidades de carga se organizan y se trasladan hasta un área de acondicionamiento, donde se examinan y se preparan paquetes individuales o kits de productos.

3. Híbrido

Es la tipología más complicada, por lo que implica una gran coordinación y organización. En este caso, los pedidos se separan entre los que no necesitan ser adaptados o acondicionados y los que sí lo requieren, los cuales pasarían a una zona de preparación o almacenamiento temporal.

NetOffice y el cross-docking

Actualmente, en nuestro programa NetOffice estamos remodelando la sección de tráfico incorporando diferentes funcionalidades en línea con el cross-docking. El objetivo es extender esta práctica de preparación de pedidos entre nuestros clientes para facilitar su labor diaria optimizando tiempos y costes.

¡Recuerda que siempre velamos por el bien de nuestra gente!

gestión del almacén: picking y packing.

¿Picking y packing? En qué consiste el proceso logístico

La optimización de la gestión de un almacén no sería posible sin la conjunción de dos procesos diferentes entre sí, pero que se vuelven totalmente complementarios en el ámbito de la logística y el almacenaje. Estamos hablando de picking y packing, dos conceptos ampliamente extendidos en el sector.

¿En qué consiste el picking?

El picking consiste en la preparación de un pedido. Se seleccionan y recogen los productos de las distintas zonas de un almacén para después organizar su empaquetado de cara al envío final al cliente. En este sentido, podríamos establecer 4 fases básicas:

  1. Preparación previa: se recolectan los datos, se entregan las órdenes clasificadas y se preparan los recursos necesarios, tales como carretillas, palets…
  2. Recogida: se trata del recorrido llevado a cabo por el operario para seleccionar los productos a gestionar. Abarca desde la zona de operaciones hasta el lugar en el que se encuentran las mercancías.
  3. Extracción: cuando el operario localiza el producto en el almacén, extrae la cantidad correspondiente y la coloca en el sistema interno de transporte.
  4. Verificación: el operario regresa a la zona de operaciones y comprueba que ha extraído los productos correctos.
Gestión del almacén completa

El packing, servicio previo a la entrega

Una vez completadas estas fases, la siguiente etapa se centra en el packing, también denominado embalaje, para después proceder al precintado, pesaje y etiquetado del paquete, que será trasladado al lugar de despacho, donde se configurará su ruta de destino. Todo este proceso culminará con el servicio de entrega hasta el destinatario.

Un proceso crucial

Como puede apreciarse, tanto el picking como el packing son tareas cruciales, dado que un fallo durante cualquiera de ambos procesos puede originar daños en la mercancía e incorrecciones o retrasos en las entregas. Pese a ser procedimientos diferentes, se necesitan el uno al otro para garantizar la correcta gestión de un almacén.

Tipos_Almacenes

Optimización logística: Elige el tipo de almacén adecuado

En el mundo de la logística, existen multitud de métodos para clasificar los distintos tipos de almacenes. Se pueden catalogar en función de la ubicación, la funcionalidad, la técnica de almacenamiento utilizada, el grado de automatización o el tipo constructivo. Eso sí, cabe resaltar que cada tipología cumple una función diferente y tiene necesidades logísticas propias. A continuación, abordaremos las divisiones más habituales para clasificar los almacenes.

Tipos de almacén

  • Almacén de distribución o de suministro: se encargan de garantizar el stock de ciertos productos en una zona determinada. Reciben entradas de mercancía desde los centros de producción de la empresa y almacenan esos productos, que son enviados posteriormente hacia el cliente final.

Su principal función es disminuir los tiempos de entrega al mínimo y evitar una eventual interrupción del suministro para poder ofrecer un servicio óptimo al cliente. Estas instalaciones se caracterizan por el almacenamiento de muchos palets de una sola referencia y de elevada rotación.

  • Almacén de tránsito: guardan las mercancías de manera provisional hasta que se necesiten para la siguiente etapa del proceso. Durante esta fase no se lleva a cabo ninguna operación sobre el producto. Se reducen los tiempos de espera entre los distintos eslabones de la cadena de suministro por los que atraviesa el artículo.

El stock no se almacena a largo plazo, sino que el flujo de mercancías es continuo, razón por la que este tipo de instalaciones se encuentran en empresas que comercializan una gran variedad de referencias. También se utilizan en el retail y el sector alimentario.

  • Almacén de aprovisionamiento o de producción: aúnan las mercancías requeridas para los procesos de fabricación. Sirven como almacenamiento y aprovisionamiento de materias primas, componentes, piezas de producción y producto semielaborado.
La eficiencia de este tipo de almacenes se mide por la optimización de tiempo y espacio
La eficiencia de estos tipos de almacenes se mide por la optimización de tiempo y espacio

Garantizan una producción sin interrupciones porque se encargan de alimentar las líneas de fabricación de la compañía. Por este motivo, suelen ubicarse cerca de las fábricas e incluso se conectan con las mismas plantas para que los transportadores de palets puedan llevar automáticamente las mercancías hasta las líneas de producción.

  • Almacén de consolidación: ayudan a las empresas que manejan un gran número de pedidos a agilizar los envíos y a evitar errores. Almacenan los pedidos por referencias, por rutas de envío e incluso por el cliente final para facilitar el proceso de expedición de la mercancía.
  • Almacén de división o de ruptura: al contrario que los almacenes de consolidación, este tipo de instalaciones dividen un pedido de gran tamaño en unidades de carga, facilitando así su expedición y envío.
  • Almacén de picking: garantizan un proceso ágil de preparación de pedidos, sin errores de por medio. Se instalan soluciones de almacenamiento con acceso directo a las mercancías, posibilitando que los operarios puedan acceder a todas las referencias almacenadas en cualquier momento.

La eficiencia de este tipo de almacenes se mide por la optimización de tiempo y espacio, manteniendo los costes lo más bajos posible. Por esta razón, estas instalaciones cuentan con sistemas de almacenaje preparados para agilizar el picking.

Módulo de almacenaje – NetOffice SGA

Para decidir qué almacén queremos implementar, sobre todo hay que tener en cuenta las características de la instalación y la logística propia de la compañía. NetOffice se adapta a todo tipo de almacenes gracias a nuestro flexible y potente SGA, favoreciendo la optimización de resultados, reduciendo costes y aumentando la agilidad de los procesos.

Documentación en el transporte de mercancías

Documentos imprescindibles en el transporte

En el transporte de mercancías es esencial contar con una serie de documentos específicos que aseguren la correcta gestión y seguridad de la operación.

Desde la documentación del vehículo hasta la documentación de la carga y la del transportista, aquí encontrarás todo lo necesario para garantizar un traslado seguro y sin contratiempos. Estos documentos son fundamentales para cumplir con los requisitos legales y asegurar una operación logística eficiente.

¿Cuáles son los principales documentos necesarios para el transporte de mercancías?

Documentación del vehículo

  1. Permiso de circulación del vehículo. Certifica la titularidad y la legalidad del vehículo.
  2. Ficha técnica de la ITV. Este documento certifica que el vehículo ha pasado satisfactoriamente la inspección técnica requerida, asegurando que cumple con los estándares de seguridad.
  3. Seguro del vehículo. Es esencial asegurarse de llevar siempre consigo la documentación que acredite el seguro del vehículo y que demuestre que se está al corriente de los pagos.
  4. Autorización del transporte. Esta autorización legal permite llevar a cabo el transporte de mercancías de terceros de manera profesional y regulada.
  5. Certificado de aprobación. Documento esencial requerido para los vehículos que transportan mercancías peligrosas (ADR). Su propósito es certificar que el vehículo cumple con los requisitos técnicos y de seguridad necesarios para el transporte de este tipo de mercancías.

Documentación de la carga

  1. Carta de porte. Detalla información vital sobre la carga que se está transportando.
  2. Instrucciones para el conductor. Obligatorio, únicamente, cuando se transportan sustancias peligrosas.

Documentación del transportista

  1. Permiso de conducir. Garantiza que el conductor está legalmente autorizado para operar el tipo específico de vehículo que está conduciendo.
  2. DNI o pasaporte. Necesarios para verificar la identidad del conductor y su autorización para realizar la actividad de transporte.
  3. Disco diagrama y Tarjeta digital del conductor. Para el registro y control de los tiempos de conducción y descanso en el transporte por carretera.
  4. Certificado de Formación-Autorización especial. Este certificado acredita que el conductor ha recibido la formación especializada requerida para manipular y transportar mercancías peligrosas de acuerdo con las regulaciones específicas establecidas.

Y si me dedico al transporte de mercancías internacional, ¿qué documentos se requiere?

  1. Carta de porte por carretera CMR. Este documento establece los términos y condiciones del contrato de transporte entre el remitente, el transportista y el destinatario de las mercancías.
  2. Factura comercial internacional. Documento administrativo esencial en el comercio internacional, que proporciona información detallada sobre una transacción comercial internacional. Además, establece las condiciones de la transacción y ayuda en los procedimientos aduaneros y de pago.

Teniendo todos los documentos necesarios en regla, el transportista estará debidamente autorizado y preparado para realizar el transporte de mercancías de manera legal y segura. Es fundamental que el transportista verifique regularmente la validez y vigencia de todos los documentos requeridos y los tenga a mano en todo momento durante sus desplazamientos. De esta manera, se evitarán problemas legales y se garantizará el cumplimiento de las normativas relacionadas con el transporte de mercancías.

Extranet de clientes para información en tiempo real.

Conecta con tus clientes a través de la extranet

La comunicación es fundamental en cualquier negocio, y en el transporte de mercancías cobra especial importancia. Mantener a los clientes informados sobre el estado de sus envíos es crucial para generar confianza, optimizar la gestión logística y prevenir posibles problemas.

Además, la transparencia en el transporte de mercancías promueve una mejor toma de decisiones y una gestión más eficiente de la cadena de suministro. Con acceso a datos en tiempo real, los clientes pueden identificar posibles problemas o retrasos y tomar medidas correctivas de manera proactiva. Esto podría implicar ajustar las cantidades de inventario en tránsito, coordinar la programación de la producción o incluso modificar las rutas de envío para evitar obstáculos inesperados.

¿Cómo mantengo informados a mis clientes sobre el estado de mercancías?

Las extranets de clientes representan el puente digital que conecta a todas las partes involucradas en la cadena de suministro, permitiendo una colaboración fluida. Esta plataforma online ofrece un espacio seguro y personalizado donde los clientes pueden acceder a información en tiempo real sobre sus envíos, incluyendo:

  • Descarga de documentos
  • Consulta del tracking de los viajes
  • Listado de facturas
  • Detalles de los pedidos por facturas
  • Solicitud de pedidos y control de la descarga de estos
Información de la extranet de clientes de NetOffice, software de transporte
Información de la extranet de clientes de NetOffice, software de transporte

Beneficios de una extranet para el transporte de mercancías:

  • Optimización de la gestión logística: La información en tiempo real permite a las empresas tomar mejores decisiones sobre la planificación de rutas y la asignación de recursos.
  • Mejora de la comunicación: La extranet facilita la comunicación con los clientes, reduciendo el número de llamadas y correos electrónicos.
  • Reducción de costes: Se reduce el tiempo dedicado a atender las consultas de los clientes.
  • Mejora de la imagen: La empresa se proyecta como una organización moderna, eficiente y transparente.

La capacidad de monitorear la ubicación y el estado de las mercancías en cualquier momento le brinda una sensación de control y seguridad incomparables. Del mismo modo, para el destinatario, saber cuándo esperar la llegada de los bienes ayuda a planificar las operaciones comerciales de manera más efectiva, evitando interrupciones innecesarias.

Eficiencia, transparencia y satisfacción del cliente

Una extranet de clientes, como el módulo que incluye NetOffice, se convierte en una herramienta indispensable para mantener informados a los clientes durante el transporte de mercancías.

La inversión en una extranet de clientes es una apuesta por la eficiencia, la transparencia y la satisfacción del cliente. En un mercado cada vez más competitivo, esta herramienta puede marcar la diferencia para las empresas de transporte de mercancías.

tecnologia rfid

¿Tecnología RFID? Todo lo que necesitas saber

La Radio Frequency Identification, normalmente conocida por sus siglas RFID, es un sistema de identificación de productos similar al código de barras tradicional, pero con múltiples ventajas. Se trata de una herramienta de identificación por radiofrecuencia que se ha posicionado como una de las mejores opciones dentro del sector de identificación automática.

A grandes rasgos, es una tecnología donde la información se graba en microchips con una capacidad de almacenamiento superior a los códigos de barras y con mayor seguridad. De esta manera, se adecúa mejor a las actuales demandas del mercado, más si cabe teniendo en cuenta los cambios y aumentos de las necesidades y requisitos de control de inventario, stock, fechas, normativas… derivados de la revolución que vive el sector logístico e industrial.

¿Qué se requiere para que funcione el sistema RFID?

Para que un sistema RFID funcione, requiere de una antena, un lector RFID y una etiqueta RFID. Al pasar la mercancía, la antena detecta la etiqueta inteligente y emite una señal al lector, que valida la información contenida en la etiqueta. A su vez, el lector envía la información al sistema central del cliente (ERP), donde los datos se actualizan al momento.

Unos datos que se transmiten de forma segura, reduciendo los posibles errores que se producirían de otro modo. Por este motivo, muchos almacenes de logística utilizan esta tecnología, dado que mejora la trazabilidad de los productos tratados.

RFID, sistema de identificación de productos.
RFID, sistema de identificación de productos.

¿Cuáles son los beneficios de la tecnología RFID?

Entre los principales beneficios que presentan estos sistemas, podemos destacar los siguientes:

  • Lectura instantánea, omnidireccional y sin contacto: el tiempo medio que se tarda en leer una etiqueta RFID es de 100 milisegundos frente al medio segundo necesario para capturar la información de un código de barras. Además, no es necesario abrir la caja, ya que dicha apertura se hace efectiva por radiofrecuencia y no por una lectura directa con la etiqueta.
  • Libertad y productividad para los operarios: a veces el personal tarda en capturar un código porque está dañado o la distancia con el lector no es la adecuada. Con la lectura por RFID no es necesario apuntar a la etiqueta, ya que al pasar cerca capturará la información automáticamente.
  • Seguridad: la información capturada no puede ser modificada ni descifrada, garantizando así la trazabilidad y asegurando siempre la veracidad de los datos.
  • Capacidad de almacenaje de datos: permite codificar y albergar una mayor cantidad de datos que las etiquetas de código de barras.
  • Etiquetas RFID reutilizables: permite grabar información en una misma etiqueta en varias ocasiones con el consiguiente ahorro de consumibles.

Gestión de etiquetas con NetOffice

En el sector de la logística, el etiquetado RFID agiliza los procesos de recepción, almacenamiento y envío de productos. Esta tecnología posibilita una gestión eficiente del inventario, aminorando los tiempos de búsqueda e incrementando la precisión en el seguimiento de mercancías. Y en el ámbito del transporte, asegura la visibilidad de la ubicación de productos en tiempo real, mejorando así la eficiencia y la entrega puntual.

NetOffice está integrado con proveedores de soluciones logísticas.

Ante el avance de este sistema y el gran protagonismo que está cobrando en diferentes industrias, NetOffice, a través de nuestro software de gestión de almacén, es capaz de gestionar todos aquellos datos que se encuentran codificados en etiquetas de identificación por radiofrecuencia.

la importancia de la calidad en el transporte

La importancia de la calidad en el transporte

Ofrecer un servicio adaptado a las necesidades de cada cliente y que reúna una serie de estándares de calidad resulta crucial para cualquier empresa si quiere diferenciarse de la competencia y conseguir la fidelización de su clientela. El cumplimiento de plazos de entrega, el seguimiento de pedidos o el estado del producto cuando llega al consumidor final son, entre muchos otros, aspectos importantes que pueden suscitar o bien la satisfacción o bien el descontento del propio cliente.

En el sector logístico y de transporte, la calidad es fundamental. Y es que una mala calidad puede provocar interrupciones en los procesos de la cadena de suministro, alteraciones en los plazos de entrega y costes materiales para la empresa.

Indicadores de calidad logística.

Existen una serie de métricas conocidas como indicadores de calidad logística que permiten a las compañías identificar áreas de mejora, establecer objetivos y llevar a cabo un seguimiento del progreso.

Algunos de esos indicadores incluyen:

  • Coste total de logística: evaluación de los costos relacionados con las actividades logísticas, englobando transporte, almacenamiento, manipulación y administración. Un menor coste total denota una mayor eficiencia en las operaciones y una mejor gestión de recursos.
  • Tasa de devolución: medición del porcentaje de productos devueltos por los clientes a causa de daños, defectos o insatisfacción. El propósito principal es lograr una tasa de devolución baja que indique que la empresa proporciona productos de calidad y ofrece un buen servicio al cliente.
  • Tiempo de ciclo logístico: medición del tiempo transcurrido desde que un pedido es realizado hasta que es entregado al cliente. Un tiempo corto indica una gestión rápida y eficiente de la cadena de suministro.
En el sector logístico y de transporte, la calidad es fundamental.
En el sector logístico y de transporte, la calidad es fundamental.
  • Nivel de servicio al cliente: evaluación del grado en el que las expectativas y necesidades del cliente son satisfechas a través de algunos indicadores como la tasa de entregas a tiempo, la precisión en el cumplimiento de pedidos y la satisfacción del cliente.
  • Exactitud del pronóstico de la demanda: comparación de las previsiones de demanda con la demanda real para evaluar la precisión de las estimaciones. Cuanto mayor es la exactitud del pronóstico, más sencillo es organizar la producción y gestionar los inventarios.

NetOffice optimiza la calidad en el transporte.

Queremos que sepas que en NetOffice disponemos de un módulo de calidad que permite crear y registrar cualquier tipo de incidencia, así como sus correspondientes acciones de mejora y previsiones de plazos de implantación y cumplimiento de las correcciones. También incorpora la opción de asociar documentación a cada incidencia, dejando así constancia de todos los documentos relativos a la misma.

Agv-jaylo

AGV y su integración con la logística | Almacén

Los vehículos de guiado autónomo, comúnmente conocidos como AGV, ya forman parte del tejido industrial y empresarial, habiéndose convertido en herramientas fundamentales para el traslado seguro, rápido y eficiente de mercancías dentro de almacenes, fábricas y centros de distribución.

Un AGV se define como un vehículo que cuenta con un sistema de guiado automático, que no requiere intervención humana para su conducción y que está diseñado para mover cargas por rutas predefinidas. En los últimos años, estos sistemas han emergido con fuerza en diversos sectores que tienen grandes necesidades de movimiento de cargas en su producción. Y es que permiten tanto la distribución de pequeñas mercancías como el transporte de varias toneladas de peso.

De la mano de Jaylo, MRC Soluciones, Toyota Material Handling y Laso Informática, se unen para gestión de la logística de SKF.

Los AGV se están incorporando paulatinamente a los almacenes y zonas industriales por su enorme capacidad de responder a nuevas demandas del mercado. Además, la eficiencia y seguridad que comportan son tales que suponen una fortaleza diferenciadora de una empresa respecto a su competencia.

¿Qué ventajas suponen los AGV?

Entre sus principales ventajas, destacan la flexibilidad, la trazabilidad, el ahorro de espacio, el menor riesgo de acciones, la mayor seguridad laboral, la versatilidad y la complementariedad con las soluciones de final de línea de producción.

+ de 50 almacenes gestionados por NetOffice SGA para optimizar el almacenamiento de mercancías.
+ de 50 almacenes gestionados por NetOffice SGA para optimizar el almacenamiento de mercancías.

Conectar un sistema AGV con un software de gestión de almacén (SGA) reporta una serie de beneficios para una empresa. En este sentido, cabe mencionar que nuestro SGA, NetOffice, está integrado con otros proveedores de soluciones logísticas, tales como sistemas AGV. Dicha integración posibilita una mayor eficiencia en la gestión del inventario, transporte y seguimiento de productos en el almacén.

Al automatizar labores de transporte y manejo de materiales, se minimizan los errores humanos, como la pérdida de productos o la entrega incorrecta de pedidos, mejorando así la precisión y reduciendo costes asociados a errores. La integración proporciona también una visión en tiempo real de la ubicación y el estado de los productos, ya que los AGV pueden comunicar datos de forma constante, lo que facilita el seguimiento y la toma de decisiones basadas en información actualizada.

¿Qué es el transporte de mercancía a granel?

En el mundo del transporte y la logística, escuchamos en múltiples ocasiones el término “a granel”. Y es que en nuestra vida cotidiana podemos acceder a una gran cantidad de productos básicos de consumo, tales como combustible, aceites, cereales y leguminosas, gracias al transporte de mercancía a granel.

La carga a granel se contabiliza por toneladas o metros cuadrados y no está envasada ni embalada. Se vacía directamente en el recipiente de transporte y adopta su forma. Puede dividirse entre graneles sólidos y líquidos.

La mercancía a granel sólida es toda aquella materia que puede despacharse en la fábrica, mina, yacimiento o lugar de origen. Se transporta a través de buques de gran capacidad (hasta 200.000 toneladas) denominados graneleros o bulk carriers. Los tipos que podemos distinguir son granos, minerales, productos químicos y otros materiales, como la sal o la madera.

La carga a granel presenta numerosas ventajas económicas.
La carga a granel presenta numerosas ventajas económicas.

Por otro lado, la mercancía a granel líquida es aquella que puede fluir libremente y que se carga y se descarga del barco mediante estaciones de bombeo y tuberías. Se transporta en tanques o depósitos diseñados específicamente para alojar materias líquidas. Los tipos que podemos encontrar son productos químicos, hidrocarburos (petróleo y gasolina), gas licuado y alimentos en estado líquido.

¿Qué ventajas presenta la carga a granel?

A rasgos generales, la carga a granel presenta numerosas ventajas, entre las cuales pueden destacarse las siguientes:

  • Ocupa menos espacio: como la mercancía toma la forma del recipiente que los contiene, en un contenedor lleno no se desperdicia espacio, garantizando además la eficiencia.
  • Puede resultar más económica: existen productos que son más económicos cuando se evita el proceso de embalaje.
  • Contamina menos: debido a que las cargas a granel no se dividen en embalajes, no es necesario desechar grandes cantidades de material.
  • Ahorra tiempo: puede depositarse directamente en el contenedor desde la fábrica y de forma semiautomatizada.

Pero, ¿también hay inconvenientes?

Pese a ello, también cabe mencionar alguno de sus inconvenientes. Por ejemplo, no todos los puertos cuentan con infraestructura necesaria para la carga y descarga de mercancías a granel. Además, normalmente requiere de más personal especializado en comparación con los contenedores de carga general. Por último, dado que la mercancía a granel no está envasada o empaquetada individualmente, toda aquella que va dentro de un contenedor puede contaminarse o estropearse si durante el trayecto su manejo no es el más adecuado.

¿Qué es el grupaje de mercancías?

Cuando una empresa debe llevar a cabo un envío, pero su mercancía resulta insuficiente para cubrir la capacidad del vehículo o el contenedor de carga, existe la posibilidad de pactar y compartir el cargamento con otra compañía que tiene que transportar productos al mismo destino. Es lo que se conoce como transporte por grupaje, un mecanismo mediante el cual una empresa de transporte cubre las necesidades de varios clientes al mismo tiempo, abaratando costes de manera considerable.

Carga completa y carga fraccionada

A diferencia de la modalidad de envío de carga completa (un solo cliente completa la carga del transporte que traslada la mercancía desde el origen hasta el destino), para el grupaje hay que consolidar las mercancías de los distintos clientes que compartirán la carga. Esa consolidación de mercancías permite que los envíos de larga distancia sean más accesibles para empresas de menor tamaño y que, de forma habitual, no llegan a completar un remolque o contenedor para realizar el transporte a carga completa.

Y es que, cuando transportamos nuestra mercancía por grupaje, tan solo pagamos por el espacio que ocupa. Además, esto permite al transportista ofrecer entregas con mayor frecuencia, así que el servicio final puede resultar más efectivo y rápido, así como más asequible. La parte negativa radica en que los tiempos de recogida y entrega no son tan precisos como en el caso de la carga completa. Los transportistas funcionan con franjas horarias aproximadas, mientras que en carga completa pueden concretarse mejor los tiempos de recogida y entrega.

Grupaje de mercancías en transporte por carretera y almacén de mercancías
Grupaje de mercancías en transporte por carretera y almacén de mercancías

Grupaje en almacén

La técnica del grupaje también se aplica en los almacenes, no solo en el transporte. En los centros de distribución, la consolidación de mercancías de diferente origen posibilita optimizar el espacio de almacenaje y satisfacer los pedidos de los clientes con mayor eficiencia. Cuando se decide la ubicación en la que construir un almacén, la red de distribución y la opción de consolidar cargas es uno de los grandes factores a tener en cuenta.

Una vez dentro del propio almacén, la consolidación de stock consiste en juntar mercancías compatibles con origen distinto. Esto se aplica en los procesos de recepción de mercancías, en la gestión de ubicaciones y en las operaciones previas a la expedición de mercancías.

El grupaje presenta una serie de ventajas:

  • Ahorro de costes operativos: agrupar cargas permite compartir costes de envío y de almacenamiento, aprovechando sinergias entre empresas.
  • Mejor aprovechamiento del espacio: se maximiza la ocupación del espacio al acabar con el despilfarro e intentar completar los huecos disponibles en camiones, contenedores, almacenes y centros de distribución.
  • Servicio de mayor calidad: se produce una mejor frecuencia de envíos y una mayor apertura de rutas. Tanto la flexibilidad como las posibilidades crecen en las operaciones logísticas al unir varias empresas que se centran en un objetivo común.

En aras de garantizar el éxito del grupaje de mercancías, herramientas como los sistemas de gestión de almacenes se antojan indispensables para tener un control total de entradas y salidas de mercancía en el almacén. En este sentido, el SGA de NetOffice es una opción ideal para registrar cada uno de los movimientos de stock dentro del almacén, así como para mantener actualizado el inventario tras la consolidación de cargas.